Subvenciones de hasta el 50% del coste para la instalación de estaciones de recarga de vehículos eléctricos

La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, a través del IVACE, ha iniciado un programa para impulsar la implantación de estaciones de recarga de vehículos eléctricos en la Comunidad Valenciana. Estas ayudas están dirigidas a entidades y a empresas, tanto grandes como pymes. El plazo para presentar los proyectos finaliza el 14 de julio. 

Las ayudas respaldarán el coste de la instalación de estaciones de recarga de vehículos eléctricos, con subvenciones con un límite del 40% del coste subvencionable, que se puede incrementar en 10 puntos porcentuales en el caso de las ayudas concedidas a pequeñas y medianas empresas o a las actividades no económicas de ayuntamientos, entidades públicas y entidades e instituciones sin ánimo de lucro.

Los proyectos que pueden presentarse son de tres tipos: las estaciones de recarga rápida de acceso público con una potencia eléctrica de 50kW (DC) y de 44 kW (AC), las estaciones de acceso público de recarga semi-rápida (con una potencia eléctrica disponible superior a los 20 kW en corriente continua o alterna) y para todas aquellas estaciones privadas que den servicio de recarga a vehículos eléctricos, no incluidas en las tipologías anteriores.

Además, el IVACE mantiene abiertas hasta el 6 de julio las ayudas para respaldar aquellos proyectos piloto de movilidad sostenible que contribuyan a mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades, como puede ser la recuperación de espacios para el viandante, la implantación de sistemas de coche compartido, caminos escolares y servicio de autobuses lanzadera.

Igualmente, se apoyan los proyectos de logística urbana que permitan gestionar la carga y descarga de un forma más sostenible, así como la implantación de sistemas inteligentes de transporte público urbano que contribuyan a la mejora de la eficiencia de las flotas de transporte público urbano y favorezcan una mayor utilización de los medios de transporte públicos.

Por otra parte, se respalda la adquisición de vehículos de uso público eléctricos, con pila de combustible, híbridos, alimentados por gas natural o hidrógeno. Así, serán objeto de ayuda los autobuses destinados a un servicio público y los turismos, furgonetas, motocicletas y bicicletas eléctricas destinados a la realización de un servicio de transporte público en espacios urbanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *