La Seguridad Social recomienda la tarjeta sanitaria europea para los viajes

Aquellos que tengan planeado viajar al extranjero durante estas vacaciones pueden solicitar la tarjeta sanitaria europea (TSE). De este modo queda garantizada su atención sanitaria pública en sus desplazamientos por los estados miembros de la Unión Europea.  La TSE tiene una validez de dos años y cubre los gastos médicos, hospitalarios, ambulatorios y farmacéuticos originados por problemas de salud surgidos durante el viaje.

La TSE es una acreditación personal que da derecho a recibir asistencia sanitaria en los países de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, teniendo en cuenta la naturaleza de las prestaciones y la duración de la estancia prevista, de acuerdo con la legislación del país de estancia, independientemente de que el objeto de la estancia sea el turismo, una actividad profesional o los estudios. Este documento es gratuito y lo pueden solicitar todos los ciudadanos con derecho a la asistencia sanitaria del sistema de la Seguridad Social. Tras la solicitud, se recibe en el propio domicilio en el plazo máximo de diez días.

En caso de viaje inminente o si se trata de trabajadores con contrato temporal o en situación de desempleo, el INSS expide el Certificado Provisional Sustitutorio, con las mismas garantías que la tarjeta pero con una validez máxima de 90 días. En algunos casos, el poseedor de la tarjeta deberá asumir una cantidad fija o un porcentaje de los gastos derivados de la asistencia sanitaria, en igualdad de condiciones con los asegurados del Estado al que se desplaza. Estos importes no son reintegrables.

El documento es válido durante dos años, indicándose la fecha de caducidad en el mismo. La utilización de la TSE durante su periodo de validez se encuentra condicionada a que su titular continúe reuniendo los requisitos que dieron lugar a su obtención. En otro caso, los gastos que se originen podrían ser reclamados en concepto de prestaciones indebidas, de acuerdo con lo previsto en el artículo 76 del Reglamento (CE) 883/04. Tiene validez en los siguientes estados: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *