La DGT inicia una campaña para advertir de las sanciones si se circula sin seguro

La Dirección General de Tráfico realiza, durante les meses de febrero y marzo, una campaña informativa que advierte a los conductores de vehículos sobre las sanciones que supone circular sin la contratación de un seguro. El objetivo es que los, aproximadamente, dos millones de vehículos que incurren en esta situación suscriban la correspondiente póliza ya que, el incumplimiento de esta obligatoriedad genera un gran perjuicio a la sociedad y en particular a las personas que sufren un accidente de tráfico.

Alrededor de dos millones de vehículos que circulan por nuestras vías públicas no tienen suscrito el Seguro Obligatorio de Automóviles, una póliza exigida por la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de los vehículos a motor, cuyo objeto es responder pecuniariamente de los daños personales y materiales que se generen en caso de accidente de tráfico. El objetivo de la campaña es detectar la circulación de los vehículos sin seguro. Por ello, la  DGT está comprobando a través de los medios automatizados de control y de monitorización instalados en las carreteras que los vehículos tienen contratada dicha póliza.

Los propietarios que no tienen asegurado el vehículo cargan sobre el resto de ciudadanos las responsabilidades pecuniarias por los daños que causen con sus vehículos en caso de accidente. La prima del seguro obligatorio del automóvil que tienen que suscribir todos los propietarios de vehículos contiene un recargo de 3,5 euros que se destina a que el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) afronte los gastos producidos por los vehículos sin seguro. De este modo, los daños e indemnizaciones pagadas por este organismo por vehículos sin asegurar las pagamos todos.

Sanciones

Los titulares de vehículos que no tengan suscrito el seguro obligatorio de accidente se enfrentan a su inmovilización y depósito y a sanciones que van de los 601 a los 3.005 euros, en función del tipo del vehículo y de otras circunstancias. En 2015, la DGT tramitó alrededor de 50.000 denuncias por circular con un vehículo que carecía del seguro obligatorio. Circular con un ciclomotor sin el seguro obligatorio supone 1.000 euros de sanción, con  motocicletas, 1.250 €; turismos 1.500€  y en el caso de  camiones o autobuses la cuantía se eleva a los 2.800€.

Según la Ley, las autoridades competentes en materia sancionadora tienen la obligación de entregar al Consorcio de Compensación de Seguros el 50% del importe de las sanciones recaudadas por este precepto, para hacer  frente a las indemnizaciones a las víctimas de accidentes en el caso de que el vehículo implicado en el accidente no tenga la póliza suscrita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *