Exención de impuestos en la dación en pago y en las ejecuciones hipotecarias.

El Real Decreto-Ley 8/2014 regula que las ganancias patrimoniales derivadas de la dación en pago de la vivienda habitual para la cancelación de una hipoteca, así como las transmisiones realizadas por ejecución hipotecaria judicial o notarial, no tributarán en IRPF ni pagarán por plusvalía municipal, esto es, el Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, cuando el propietario no disponga de otros bienes para afrontar el pago de la totalidad de la deuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *