El nuevo sistema de formación profesional para el empleo ha entrado en vigor

El nuevo sistema de formación para el empleo que ha entrado en vigor permitirá que sindicatos y patronal dejen de tener el control de la gestión y gasto de los recursos destinados a la formación. Con esta nueva norma, les quedará encomendado el diseño estratégico de los cursos, como conocedores de primera mano de la realidad productiva. La gestión de la formación de oferta se realizará a partir de ahora en régimen de concurrencia competitiva y solo entre las entidades que impartan la formación conforme a los requisitos establecidos de registro y/o acreditación.

Además, la formación que no se realice en el seno de la empresa solo podrá impartirse por entidades formativas acreditadas, que no podrán subcontratar con terceros la ejecución de la actividad formativa que le sea adjudicada. Sin embargo, las empresas podrán realizar formación en su seno, siempre que dispongan de los medios necesarios para ello, sean propios o contratados.

 Otra novedad de este nuevo sistema es la implantación de la cuenta-formación, que acompañará al trabajador a lo largo de su carrera profesional. El objetivo es acreditar su historial formativo y orientar la oferta formativa al incremento de la empleabilidad. Asimismo, se pondrá en marcha el ‘cheque-formación’ para que pueda ser el desempleado el que elija la entidad de la que recibe formación, sin perjuicio del asesoramiento previo y seguimiento por parte del Servicio Público de Empleo. Su implantación será consultada previamente con sindicatos, empresarios y las comunidades autónomas en Conferencia Sectorial para determinar los criterios a seguir.

 Así mismo, la nueva Ley prevé una evaluación permanente de la calidad y el impacto de la formación y establece un principio de tolerancia cero contra el fraude, con un nuevo régimen sancionador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *