Detroit sigue los pasos de General Motors, LA BANCARROTA

Autor: Juan Vicente Pitarch Monraval

Detroit ha sido declarada en bancarrota por un juez de Michigan: “Esta ciudad, en su día orgullosa y próspera, no puede pagar sus deudas”, dijo el juez. “Es insolvente. Y es elegible la bancarrota. Ésta es, también, una oportunidad para empezar de nuevo”.

Como afirmó el juez, no quedan muy lejos aquellos tiempos en los que en la ciudad se concentraban las empresas de una de las industrias que más empleo creaban en los Estados Unidos, la industria automovilística.

Hace unos años, en el 2.008, General Motors, con sede en Detroit, y uno de los buques insignia de la economía americana, se declaraba también en bancarrota. Podemos aprovechar este momento para hacer un repaso de cómo una empresa próspera y rentable, como General Motors, se vio abocada al fracaso.

La situación final de GM fue consecuencia de unas estrategias inapropiadas ante los cambios que se fueron produciendo en el mercado. Marcas como Honda y Toyota habían tenido éxito vendiendo coches y vehículos más pequeños y de un diseño más del gusto del cliente, mientras que GM iba perdiendo cuota de mercado con el transcurso de los años y empezaba a pasar dificultades financieras.

Por suerte para GM pudo salvar la situación momentáneamente con la venta de furgonetas y vehículos deportivos con márgenes mayores de beneficio, pero ello impidió que tomara las decisiones estratégicas necesarias para tomar un cambio de rumbo. GM se centró en estos segmentos de camionetas y pequeñas furgonetas y se olvidó de la línea de turismos. Posteriormente fue demasiado tarde y no pudo competir en calidad y diseño con marcas como Toyota u Honda.

El precio del petróleo también fue un factor muy importante, ya que los turismos menos pesados de la competencia extranjera tenían un consumo menor de combustible en comparación con los de GM. Esto llevó a GM a bajar sus precios para poder competir y a vender sus vehículos con unos márgenes cada vez más pequeños.

Unas obligaciones sanitarias y de pensiones muy elevadas (recordemos que en estados Unidos no existe la sanidad pública y un sistema de pensiones tal y como la conocemos en España) llevaron a la empresa a tener unos costes fijos mucho mayores que los de su competencia. En el año 2.005 las obligaciones sanitarias ascendieron a 1.500 $ por vehículo, un importe 3 veces mayor que el de sus competidores foráneos, que cuentan con una fuerza laboral mucho más joven.

También, durante años, los sindicatos han negociado beneficios para los trabajadores del sector, que han impedido la introducción de nuevas tecnologías y de cambios organizacionales, y han impedido que la empresa fuera mejorando en eficiencia, llevando a GM a tener un enfoque de producción en masa, pensando en la obtención de volumen y en economías de escala. Esta tendencia se vio reforzada por las subvenciones por nuevas inversiones otorgadas por el gobierno y que abocó a la empresa a una sobrecapacidad de producción.

La continua pérdida de cuota de mercado llevó a la empresa a utilizar descuentos agresivos para dar salida a sus stocks, lo que deterioraba sus márgenes y ayudaba a que se percibiera la marca por parte del consumidor como una compra de menor calidad. El cierre de plantas y de la reducción del número de vehículos a la venta iba reforzando la pérdida de cuota de mercado.

Podríamos decir como resumen que GM, con unos elevados costes fijos derivados de su sobrecapacidad productiva, no supo reaccionar a tiempo ante la Calidad, el Diseño y el Consumo de combustible de los vehículos producidos por su competencia.

¿Como se materializó esta pérdida de competitividad en la situación económica y financiera de la empresa?

Ventas

graficoventas

 

 

 

 

 

Se observa en el gráfico superior un descenso de las ventas en los últimos años, obteniendo el año de la quiebra, el 2.008, el menor nivel de la última década.

 Margen Bruto y de Explotación 

 Como vemos, la dirección de la empresa conseguía mantener las ventas a costa de los márgenes, reduciendo el precio de sus vehículos para compensar la pérdida de competitividad.

grafico_margenbruto

 

 

 

 

 

Si bien el margen bruto no fue negativo hasta el año 2.008 el Margen de Explotación ya había entrado en terreno negativo unos cuantos años antes y nos advertía que el modelo de negocio de la empresa no era capaz de generar los ingresos recurrentes necesarios para su existencia a largo plazo. En el último año el margen se situó en un -14.3% .

grafico_explotacion

 

 

 

 

 

Inventarios

 Mientras que en el año 1.999 los inventarios representaban el 3,9% de su balance, en el año 2.007 esta magnitud alcanzó el 10%, y en el 2.008 el 14,3%. Esta evolución nos muestra cómo los vehículos nuevos iban quedándose en stock sin poder ser vendidos.

Beneficio por Acción

Como no podía ser menos, ya desde el año 2.005, los beneficios por acción entraron en terreno negativo, y quedaron desde entonces de la siguiente forma:

2.005 = -18,5 $

2.006 = -3,5 $

2.007 = -68,4 $

2.008 = -53,3 $

Flujo de Caja y Capex

En la última década GM no fue capaz de generar ni un solo dólar positivo de flujo de caja libre, y como podéis imaginar, lo tuvo que contrarrestar con aumentos de endeudamiento y recortes significativos de inversiones, que pasó de situarse en el 17,3% de las ventas en el 1999 al 5,1% en el 2.008

Endeudamiento

 El endeudamiento es la guinda que nos faltaba para completar este pastel más bien amargo. Tan solo comentar que si en el año 1.999 el ratio Deuda/Fondos Propios era de 6,3 veces, en el año 2.005 este ratio se había incrementado a 19,6 veces. A partir de entonces los fondos propios entraron en terreno negativo.

 Una curiosidad

 Después de ver la empresa tanto desde un punto de vista cuantitativo como cualitativo, supongo que a nadie se le ocurriría pensar que comprar acciones de GM era una buena opción de inversión.

 Sin embargo, ¿qué opinaba la conocida firma de inversiones JP Morgan con toda su legión de analistas financieros, y qué recomendación daba a los inversores? Pues sorprendentemente recomendaba COMPRAR.

grafico_historical

 

 

 

 

 

 

 

En el gráfico anterior podemos observar la cotización del precio de las acciones de General Motors, fiel reflejo de todo lo que hemos descrito en el artículo y, con puntos de color verde, las recomendaciones de Compra que emitió JP Morgan. Desde mediados de 2007 se cansaron de recomendar la acción hasta momentos antes de su declaración en bancarrota. Una muestra más de la manipulación de los mercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *